sábado, 7 de noviembre de 2009

Capricho creador

...
Con dos trazos le dio la vida.
Mas en seguida,
viendo que no respondía a sus expectativas,
con ceñudo gesto se la arrebató sin compasión.


Salvador Dalí
Rostro de hormigas, 1936

8 comentarios:

núria dijo...

Los dioses son crueles.

Wara dijo...

Sí que lo son, y como los humanos queremos ser como ellos, por desgracia no les vamos muy atrás.

Un abrazo.

Anjanuca dijo...

Me has traído a la mente una frase de nuestro amado Pessoa:

"Nadie diga de tí lo que el rio puede decir de las márgenes, que existen para limitarlo."

Besucos.

Wara dijo...

Ay, Pessoa, que este año no podrá ser, pero el próximo me pongo seguro a releer por completo el Libro del Desasosiego. ¡Con lo bien que me sienta...!

Un abrazo, Anjanuca.

azul dijo...

Si pudiera pensar ...que pensaría mejor no saberlo

UN ABRAZO

Wara dijo...

Cuántas veces pensamos que es mejor no saber, ¿verdad? con esa ilusión de que lo que ignoramos no nos hará daño. Pero siempre hay un pero.

Otro abrazo para ti, Azul.

Fusa dijo...

Y en el fondo me gusta, eso, que puedas dar y quitar vidas, de esa manera, así. Una vez lo pensé con los personajes de Bergai. Me parecían tan reales que hasta yo tenía algo de aire de asesina...
Un abrazo.

Wara dijo...

Temo que es muy tentador lo de dar o negar, especialmente la vida. Por eso hay que ir con mucho cuidado. Acabo de recordar, sí, creo que era Gandalf quien le decía a Frodo, en "El señor de los anillos", que si no podía otorgar la vida no se apresurara a arrebatarla; bueno, ahora mismo estoy pensando más en la película que en el libro, y ya se sabe que no siempre coinciden.

Un abrazo fuerte, Fusa.