lunes, 14 de junio de 2010

Paraíso perdido

Paraíso perdido.
Perdido, por buscarte.
.....
— Rafael Alberti —
.....



¿Será verdad que pasamos a su lado y torcemos la mirada?
¿Será verdad que dejamos que se nos escape de las manos
para llorar la pérdida de aquello que acaso menospreciamos?
....
¿Será verdad que lo perdemos cada vez que buscamos,
por buscar insatisfechos, sin saber conformarnos?
¿Será verdad que baila ante nosotros, nos mira, nos embauca,
nos prueba y luego da la espalda?
....
¿Será verdad que estamos condenados a nunca disfrutarlo?
¿Será verdad que pasamos la vida
persiguiendo el paraíso sin jamás alcanzarlo?
¿Será verdad que nunca desistimos en nuestro anhelo de encontrarlo?
....

10 comentarios:

Andromeda dijo...

Muy buen reflejo (y reflexión) de lo que somos, Wara, y de lo que pasamos una y otra vez. Lo peor de todo es que el "hubiera" no existe y debemos mirar siempre hacia el futuro, tratando de prestar más atención para saber distinguir lo que merece la pena.
¿Será verdad que "el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra"?
¡Un abrazo!

Wara dijo...

Yo creo que sí tropezamos y hasta caemos, pero nos levantamos. Tenía razón el que decía -no recuerdo ahora el nombre- que es mejor haber caído y levantarnos que no haber caido nunca.

Otro abrazo, Andrómeda.

India dijo...

Es verdad que el ser humano se complica de una manera sobrenatural...dejando atrás toda posibilidad de ser feliz eternamente...

Tropezar o no tropezar, lo importante es levantarse y aprender del tropiezo,... ¿Pero eso quién lo hace? :)

Un besito Wara

Wara dijo...

Quizá con la edad se va tropezando con mayor frecuencia, pero también nos empeñamos más en no caer, en conservar el equilibrio.

Besos, India.

AdR dijo...

Será verdad... que siempre estamos soñando con lo que nunca tenemos.

Besos

Wara dijo...

O es también como un haberse saciado y al mismo tiempo seguir sintiendo hambre.

Besos, Angel.

Malena dijo...

Mi querida Wara: A veces estamos tan obcecados buscando esa felicidad en donde menos debemos, que la dejamos escapar al no observar que la teníamos tan cerca que no pudimos reconocerla o reconocer ese paraiso.

Mil besos y mil rosas.

Wara dijo...

Sí que es verdad, Malena, demasiadas veces creemos estar convencidos de que determinada cosa es la que deseamos, la que buscamos y aunque haya un sinfín de pistas que indican lo contrario, seguimos empeñados...

Besos.

Maverick dijo...

hola bonita :-)

Yo pienso que las personas, al contrario que todos los demás seres del reino animal, miramos demasiado hacia el pasado y hacia el futuro y nos olvidamos de disfrutar el presente. Ayer observaba a mis gatinas con sus cachorros jugando en el jardín y me divertía tratando de imaginar qué ocurría en sus mentes. Salvando algunas distancias, nos comportamos de maneras similares y, digan lo que digan algunos excepticos, tienen sentimientos y piensan. La única diferencia es que los animales saben disfrutar cada segundo del presente que están viviendo y lo exprimen al máximo. Tal vez deberíamos aprender un poco más del "mundo salvaje", jijiji :-)

Cuídate guapetona
Besos,
Maverick

Wara dijo...

Aparte de que quizá no sepamos disfrutar estamos siempre demasiado pendientes de otras cosas, de los demás, y así se nos pasan desapercibidas tantas cosas preciosas que podría habernos aportado algo especial.

Besos, Maverick.