sábado, 26 de junio de 2010

Ingenuidad

....





.....
¡Más alto, más alto!

¡Quisiera alcanzar una estrella

antes de que se apague!


....

12 comentarios:

Fusa Díaz dijo...

Y bendita sea esa ingenuidad, ¿no?
Buenas noches, Wara querida.

Wara dijo...

Y que nunca la perdamos del todo, Fusa. Buenas noches y mejor fin de semana.

Druida de noche dijo...

Mas alto siempre mas alto....

beso alto pero no tanto
druida

Wara dijo...

Siempre más pero nunca tanto como para perder quizá la perspectiva.

Besos.

Andromeda dijo...

Es cierto Wara, si se pierde la perspectiva se corre el peligro de tener una caída muy dura.
¡Pero hay que volar!
Beso.

Wara dijo...

Sabemos que no podemos volar y, sin embargo, esa sensación de mecernos en el aire... ¡qué grande es! Y en definitiva es igualito que volar, ¿verdad? Y si encima atrapamos algo al vuelo... :)

Besos, Andrómeda, feliz semana

India dijo...

:) Ainsss... ojalá no se perdiera ese trocito de ingenuidad con el que todos nacemos... Me encantan los columpios de pequeña...y hace poco pude estar en uno, disfruté como una enana jaja...

Bonita cabecera Wara :) Un besote muy fuerte!

Wara dijo...

En mi casa hay dos, rojos, que hizo mi padre para mis sobrinos hace mucho tiempo. Ayer o anteayer me fijé en ellos, y me dio mucha pena verlos desmontados, los columpios y el armazón entero, y en realidad abandonados. Pero quizá daría más tristeza verlo en mitad del jardín, desaprovechado, no sé...

Y bueno, la cabecera es por ver si el sol derrite estas nieves inwernales, porque cada estación debe tener lo que le es propio, caramba. :)

Muchos besos, India, y feliz semana.

Malena dijo...

Mi querida Wara: Al árbol la Madre Naturaleza lo hace crecer siempre hacia arriba soñando con tocar las estrellas y nosotros creamos el columpio para satisfacer nuestros deseos de volar, de ser un pájaro que intente siempre llegar a donde queramos.Bendita inocencia.

Mil besos y mil rosas.

Wara dijo...

Bendita, querida Malena, sin duda alguna. :)

Besos.

Anjanuca dijo...

Qué pena me dan aquellos que abandonaron la ingenuidad en alguna parte del camino porque también abandonaron la capacidad de soñar e ilusionarse.

Besucos.

Wara dijo...

Hay gente que lo siente de otro modo, piensan que la vida y lo que nos encontramos debe tomarse en serio. Yo me lo tomo muy en serio pero sin olvidar nunca una sonrisa, porque no quiero dejar de soñar.

Un beso, Anjanuca, feliz semana.