viernes, 23 de abril de 2010

Tri

...
Uno
Desesperación
... No quedaban libros donde buscar tu rastro. Entonces alguien me ofreció un pequeño volumen negro, ajado, un antiquísimo libro de oración. Me dijo: reza, así quizá lo encuentres.

Dos
Luz y Oscuridad
... No quedaban libros en los que encaramarse. Uno más, imploró, uno más para alcanzar la promesa de las manos que la izarían al otro lado, donde se decía que siempre brillaba el sol.

y Tri
Quid pro quo
... No quedaban libros en vuestra biblioteca, mi señor. Por vuestra hija, que juró que de ellos dependía su vida, robé a vuestros vecinos, declaró el enamorado antes de su ejecución.

....
Porque siempre existan los libros, aunque hayan de crecer en los árboles.

¡¡¡ Feliz día del libro !!!

14 comentarios:

Apple dijo...

vaya! que hariaaa el mundo si no exisitieran los libros??!!

que vivaan los libros!!

(: un saludo

Wara dijo...

Si con todos sus defectos además le quitamos los libros, el mundo no sería ni sombra de lo que es.

Feliz fin de semana, Apple.

Anjanuca dijo...

Feliz día del libro Wara.

Desde el primer momento el tercer minirelato me cautivó. Confiesote que le robé y le tengo guardadito en mi cuaderno de "maravillas".

Besucos.

Wara dijo...

Feliz día del libro también, Anjanuca; y gracias por guardarme esas líneas entre tus maravillas.

Besos.

Druida de noche dijo...

Un libro, un mundo, un mundo de libros....mil mundos..

beso
druida

Wara dijo...

Es que cada libro contiene un mundo, pero no los abarca todos... por eso es bueno que siga habiendo más y más.

Besos y feliz día del libro, Druida.

núria dijo...

Libros y rosas, imprescindibles.

Carmen Neke dijo...

El tercer minirelato es maravilloso, como bien dice Anjanuca. Que alguien robe un libro para ti, porque lo necesitas, ¿puede haber una prueba de amor mayor?

Wara dijo...

Nuria, si ya dijo alguien muy sabio que un libro es como llevar un jardín en el bolsillo.

Neke, aparte del acto como prueba de amor están las consecuencias de ese acto, a veces trágicas.

Me gusta que os guste este tercer microrrelato porque cuando se me ocurrió pensé que estaba un poco fuera de época, vamos, que en estos tiempos pues como que nadie...

Besos a las dos y mis deseos de que siempre resten muchos libros por delante para disfrutarlos.

Malena dijo...

Mi querida Wara: Es una preciosa trilogía que expresa mucho más de lo que se lee a primera vista.

Que nunca se< acaben los libros ni la pasión por leerlos.

Mil besos y mil rosas.

Wara dijo...

Que nunca se acabe, Malena; me parece un magnífico propósito.

Besos.

AdR dijo...

Eso, porque siempre existan, ojalá fuesen frutos :) Alguno lo son, claro.

Pobre enamorado el del tercer micro...

Besos.

Maverick dijo...

Para las tribus celtas los árboles eran sagrados. Tenían poderes mágicos y muchas veces las grandes decisiones de un poblado se tomaban bajo su protección y su cobijo. Parecían intuir que miles de años después, de sus troncos y ramas, emanaría el conocimiento de sus descendientes. Aunque aún precisaría la magia de unas manos sabias, unas manos como las tuyas que encuentran la sabiduría entre las ramas de esos árboles.

Besines,
Maverick
.

Wara dijo...

AdR, a veces el amor impone ciertos sacrificios, y claro, pobre del enamorado...


Maverick, ya sabes que antiguamente el daño contra el considerado un árbol sagrado se pagaba bien caro porque atentar contra él suponía atentar contra todo aquello en lo que creían y en lo que el árbol simbolizaba. Me has recordado que debería volver a leer "la rama dorada" de Frazer, un magnífico libro sobre este tema.


Besos a ambos, gracias.