miércoles, 3 de junio de 2009

Veo-veo

...
—Veo-veo.
—¿Tú qué ves?
—Veo-veo… un corazón en dos dividido.
—¡Oh, oh…! Un pobre corazón herido…
—No, no, al contrario: veo el corazón que a un tiempo late en el mío y en el pecho de un amigo.

Para A. en este que debería ser todavía su feliz día.

9 comentarios:

Malena dijo...

Eso es precioso, Wara, un corazón que late en mi pecho y en el de un amigo. Esa es la verdadera amistad.

Felicidades para ese amigo/a.

Besos y rosas.

elshowdefusa dijo...

Me sigue encantando este juego del veo-veo. Además te sale muy bien... éste, en particular, es muy tierno.
Seguro que a A. el año no sé, pero el día sí le ha parecido especial.

Un beso, Wara.

Wara dijo...

Hay personas que parecen tener un don especial para hacer amigos, entre sus iguales, entre los niños o con las personas ancianas. Yo he tenido el privilegio de conocer a una de esas personas.

Malena, Fusa, besos, muchísimas gracias.

Anjanuca dijo...

Un corazón compartido con otro corazón amigo. Dos corazones afortunados.

Wara dijo...

Sí, porque compartiendo un corazón, qué cosas, sientes que se duplican todas las cosas buenas mientras se dividen las malas, ¿verdad?

Un abrazo, Anjanuca.

Edda dijo...

Wara, sigue sumando que de restar ya me encargo yo y multiplicar... ¿multiplicamos juntas?

Un beso fuerte, amiga.

Wara dijo...

Edda, multipliquemos.

Mientras intento recordar exactamente aquella otra definición de amistad, que hablaba de mirar juntos en la misma dirección... me quedo sin palabras. Muchísimas gracias, Edda, por estar ahí; muchísimos besos.

Arcángel Mirón dijo...

¡Qué lindo! Imaginé un final triste y me encontré con una sonrisa en mi boca.

:)

Wara dijo...

Hay quien dice que es más difícil hacer reir que llorar, pero bueno, me quedo sencillamente con mi gusto por las sonrisas de la gente.
Un beso.