lunes, 1 de junio de 2009

Tres

Arco y flecha,
implacable cazador.
¡Pobre corazón!
...

4 comentarios:

Malena dijo...

Mi querida Wara: Por eso siempre debemos de ponernos una coraza invisible, porque no sabemos si nos puede hacer daño o no.

Este haiku tuyo es de los que yo llamo: pequeñas joyas.

Besos y rosas.

Wara dijo...

Sí, pienso que por desgracia debemos ponernos una coraza con más frecuencia de lo que en realidad desearíamos.

Gracias, Malena. Besos.

TriniReina dijo...

Siemrpe expuesto a flechas envenenadas, con tintura de amor...

Abrazos

Wara dijo...

Protegernos, exponernos... es algo que debemos hacer sólo por vivir, ¿verdad?

Un abrazo.