lunes, 18 de mayo de 2009

Uno


Con la aurora
se reconcilian los dos,
placer y dolor.
.

4 comentarios:

Malena dijo...

Al abrir los ojos al nuevo día siempre nos asaltan miles de sentimientos que habían estado aletargados durante la noche, placer, dolor... en nuestras manos y en nuestro corazón deberíamos tener la potestad de elegir.

Besos y rosas, Wara.

Gabriel Ramírez dijo...

Sí, la aurora es el contrario al atardecer en todos los sentidos.

Anjanuca dijo...

Cada mañana tiene su milagro.

Wara dijo...

Como cuando esperamos que tras la tempestad llegue la calma, pues esperamos que tras la noche amanezca un nuevo día, y perfecto, y sin problemas, tranquilo.

Buenas noches, un feliz despertar para los tres.