lunes, 25 de mayo de 2009

Dos

Día de furia;
un caballo salvaje
late sin dueño.
.

5 comentarios:

elshowdefusa dijo...

Seguro que si tuviera dueño, dejaría de latir con esa fuerza y esa rabia.

Un beso, Wara.

Malena dijo...

Mi querida Wara: Así me siento yo hoy, por eso entiendo perfectamente tus palabras. Cuando los sentimientos se te desbordan son como ese caballo desbocado y me encuentro parecido hasta con el caballo :)

Ciertas tus palabras y precioso retrato¿o es fotografía?

Besos y rosas.

Wara dijo...

Fusa, a veces uno no puede evitar sentirse furioso, otras veces hasta recibimos con alivio cuanto la acompaña. Y correr sin freno hasta que por sí misma se para... o apaga.

Besos.

Malena, me estoy riendo todavía con tu referencia al parecido con el caballo. Tenía una compañera de clase que se apellidaba así, y bueno, te aseguro que había gente que al llamarla matizaba muy bien la palabra... ¡Qué crueles somos los niños y también los adultos!

La imagen, como todas las que utilizo, me las presta google, y esta en concreto me parece más bien fotografía (pero no entiendo nada de nada).

Besos y rosas preciosas.

Malena dijo...

Hoy estoy mejor :)

Besos y rosas, mi querida Wara.

Wara dijo...

Cuánto me alegro, Malena, yo también. Hace viento pero un sol radiante, y todo influye.

Besos.